Logo Ciber Studio

Novedades

Temas

TÉCNICAS DE ESTUDIO

18/08/2022 · NOTICIAS INTERESANTES

CÓMO ORGANIZAR EL TIEMPO PARA NO ESTRESARNOS

 

·         Haz una lista de todos tus deberes y actividades escolares, del hogar y sociales por día o semana. Luego clasifica estas tareas por importancia o urgencia.

o    Las tareas sin importancia son las que no se necesitan hacer o las que no son importantes para ti, para tus padres o para tu escuela.

o    Las tareas importantes son aquellas que son significativas o importantes para ti, como que te vaya bien en la escuela, jugar juegos de ordenador con tus amigos, practicar música o deportes. Las tareas importantes son también aquellas que debes hacer para los demás, como hacer la tarea escolar o hacer tareas del hogar a tiempo.

o    Las tareas urgentes son las que deben realizarse de inmediato para evitar un problema importante. Por ejemplo, si no has estudiado para un examen difícil, tienes que estudiar ahora o podrías suspenderlo. Muchas cosas urgentes son cosas importantes que aplazaste. Cuando las cosas se vuelven urgentes, se convierten en estresantes.

·         Una vez que tengas la lista y hayas clasificado las tareas, piensa en cómo utilizas tu tiempo. ¿Dedicas mucho tiempo a cosas que no son importantes? ¿Tus tareas importantes se vuelven urgentes a menudo? ¿Qué puedes hacer para cambiar las cosas? Por ejemplo, si estudias 30 minutos todas las noches unos días antes del examen, no tendrás que estudiar intensamente la noche anterior al mismo.

Controla la postergación

Cuando esperas hasta el último momento para hacer las cosas, es más probable que te estreses. Prueba estos consejos:

·         Haz una lista de lo que es importante para ti. 

 

·         Ahora consigue una agenda o un cuaderno para planear tu día o tu semana. 

·         Anota las cosas importantes y urgentes que tienes que hacer. 

·         Anota cuándo las harás y cuánto tiempo crees que te va a llevar hacerlas. El solo hecho de anotar lo que tienes que hacer y verlo puede ayudarte a hacer las cosas.

·         Determina cuánto tiempo van a llevar los proyectos o las tareas más grandes. Incluye todos los pasos que debes tomar para terminar el proyecto y cuánto tiempo llevará cada paso. Piensa en cuánto tiempo dispones cada día para el proyecto. Luego cuenta hacia atrás desde la fecha en que debes terminarlo. Este es el momento en que necesitarás comenzar.

·         Divide las tareas grandes. Algunas cosas llevan mucho tiempo, pero no siempre se tienen que hacer a la vez. Por ejemplo, si tus padres quieren que laves y le pases la aspiradora al coche, lávalo un día y aspíralo al día siguiente. O si tu profesor te da tres capítulos para leer para el fin de la semana, lee un capítulo cada día.

·          Conócete y conoce tus hábitos. Si te conoces un poco, puedes planear mejor tu tiempo. Por ejemplo, si no puedes concentrarte hasta avanzada la mañana, no planees estudiar temprano por la mañana. Para empezar, hazte preguntas como:

o    ¿A qué hora del día estoy en mi mejor momento? ¿Cuándo me concentro bien y me siento alerta?

o    ¿Cuánto tiempo me lleva prepararme para la escuela?

o    ¿Durante cuánto tiempo puedo enfocar mi atención en una cosa?

o    ¿Qué atrae mi atención? Si estudio con el móvil cerca o con música, ¿podré hacer un buen trabajo?

Sobre todo sé honesto contigo mismo, no te hagas trampas y estudies cerca de elementos que te distraen, o en horas que tú sabes que no vas a rendir lo necesario.
 

¡Compártelo!